• Mami, mami quiero recortar, quiero recortar mami.
  • Mami, mami donde esta mi tijera?
  • Mami, mami, dame la tijera – por favor -
  • - Aquí esta Livi. Recortá, luego recoge los papelitos, por favor. Vale?
  • Si mami… gracias mami.


Y silenciosamente la princesita se quedo sentada en el suelo de la cocina; recortando un dibujo que había dibujado 2 meses antes y seguía colocado en la nevera.

Cuando salí del cuarto de baño encontré sobre la mesilla de noche la figura recortada de la mamá del dibujo – yo!

Mi hija me había recortado para hacerme un regalo que, dulcemente y delicadamente me dejó, sin decir nada, sobre mi mesa de noche. En la otra mesa de noche, la esbelta figura de su papá recortada aparecía simpática como sonriéndole!

Broto mi sonrisa – orgullosa y satisfecha – Y entonces exclame:

  • - Gracias mi corazón! Me encantó! Que lindo regalo!!!
  • De nada mami – escuche su dulce vocecita de 4 años que llegaba desde el salón.

A la noche, cuando llego la hora de ir a dormir, me senté a su lado en su cama, muy parecida a la de los 7 enanitos! Y allí mis ojos vieron!!! Que sorpresa me llevé!!! Una vez más esa pequeñita me sorprendía

En su mesa de noche, que separa su cama de la de su hermanita de 7 meses, descansaban dos figuras recortadas, en una: su hermana durmiendo en su cuna, en otra: ella misma dibujada!!!

Mi corazón de madre ya no entraba en mi pecho:

  • - Hay corazón! Sos hermosa! Sos una belleza!  Sos bella, te amo, tenes un corazón enorme, sos un encanto….
  • - Vos sabés que sos hermosa? – le pregunté – y su respuesta fue (la he grabado en mi memoria para NUNCA jamás olvidarla:
  • Sí mami, LO SÉ, porque ME LO DICES siempre, POR ESO LO SÉ!

____
Hace unas semanas, en un curso de formación con un grupo bellísimo de personas, a las que he aprendido a querer en muy poco tiempo, compartimos una dinámica de inteligencia emocional.
La dinámica es muy simple y la quiero regalar aqui para que puedan aplicárselas a sí mismas/os y a otras personas de vuestro entorno.

Consiste en decir a la persona que tenemos próxima algo positivo y real de ella, decirlo desde el corazón (asertividad positiva). La otra persona debe responder con un sencillo – LO SE –

Sencillo LO SE!!! De sencillo tiene bien poco. ¡Cuánto nos cuentas reconocer nuestras cualidades positivas, nuestras fortalezas, nuestras virtudes, incluso cuando vienen expresadas desde fuera!! Cuando las escuchamos en boca de otra persona, a veces, nos ruborizamos, nos da corte, nos sentimos incómodos/as, no sabemos que decir, si agradecer o no decir nada, si creérnoslo o no…  

Sencillamente, responde (te) LO SE.

La respuesta de mi hija con 4 años fue espontánea, natural, autentica, asertiva, empática y desde el corazón sin duda

- Si mami LO SE porque me lo dices siempre por eso lo eso –

- POR ESO LO SE – ¿cuanto peso tiene esta frase de 4 palabras? – POR ESO LO SE!!!

Si como mamas y papás pasamos por alto decirles a nuestros hij@s ¡Cuánto valen! ¡Lo buenos/as y excepcionales que son! ¡Lo muchísimo que los/as amamos! ¿Cómo lo van a saber?

¿Cómo se lo vamos a hacer saber si a nosotr@s como personas adultas nos cuesta o no sabemos expresar nuestras emociones?

Nuestros niños y niñas podrán trasportar a su adultez el tesoro que son:  “su autenticidad, su genialidad, su estima sana, su seguridad y confianza en si mismos/as”, siempre y cuando nosotros, adultos y adultas, aprendamos primero a expresar nuestras emociones.

 

Empieza hoy, empieza ahora!

Si te surge alguna inquietud aquí tienes un espacio de escucha y diálogo.

 

Publicado en:

Psicologos online – Directorio de artículos de psicología

Carina Sampó

Facilitadora de experiencias y aprendizajes para la vida! Terapeuta psicodramática. Coach de vida y relación. Educadora de emociones y valores.

Website - Twitter - Facebook - Más entradas