¿Que es la humildad? ¿Sabemos identificarla?
¿Es la humildad una virtud que toda persona desea poseer?
¿La persona que la posee se siente orgullosa de ella? O por el contrario, ¿la considera una debilidad en esta sociedad tan competitiva e individualista?
Realmente ¿sabemos que es la humildad? ¿Sabemos reconocer a una persona humilde? ¿Sabemos reconocer esta cualidad en sí mismos/as?

A continuación comparto un recopilado de diversos fragmentos de textos. No recuerdo de dónde los he ido rescatando por lo que no puedo citar fuentes. Pero cumple con el objetivo de comprender un poco más sobre la humildad y su opuesto, la soberbia. ¿Has conocido a personas soberbias? Seguro que sí. Bien vale saber reconocerlas para saber también a que atenernos.

El Midrash (explicación o interpretación de un texto bíblico) relata que el sol y la luna fueron creados originalmente del mismo tamaño. Sin embargo, la luna se quejó ante Dios…

– “¿Es posible que dos reyes gobiernen un país y compartan una misma corona?”
– ” Afirmas que tú y el sol no deben ser del mismo tamaño”, dijo Dios. “Muy bien, puesto que uno debe estar subordinado al otro, disminuiré tu tamaño y poder. El sol continuará ardiendo tan brillantemente como cuando fue creado e irradiará luz y calor durante todo el día, y tú proveerás sólo una débil iluminación durante la oscuridad de la noche”.

La luna se entristeció sobremanera al escuchar estas palabras e inmediatamente se lamentó de sus propios dichos. Por eso, Dios le dijo luego:
– ” Porque comprendo que ahora te lamentas por tu conducta impropia, haré más leve el peso de Mi decisión: te rodearé de incontables estrellas luminosas que agregarán a tu luz su propio brillo titilante.”

El esmero por demostrar una supremacía inexistente conduce usualmente, a una amarga decepción. Debemos sentirnos útiles y capaces; pero no a expensas de otra persona, sino sabiendo realmente lo importante que somos.

La humildad es requisito indispensable para aquella persona deseosa de aprender y crecer. La mente humilde es receptiva por naturaleza, dispuesta a escuchar y aprender siempre de las experiencias de la vida.
La humildad nos hace más fácil la tarea de reconocer nuestros errores y limitaciones, fundamento de nuestros ulteriores perfeccionamientos. Ser conscientes de lo limitado de nuestro conocimiento y saber es lo que nos hace buscar activamente el conocimiento de sí mismo/a, reconocer y aceptar las enseñanzas que nos muestran las demás personas.
En el caso opuesto está la mente arrogante que por saber mucho de algún tema se cree capaz de discernir asuntos sobre los cuales no conoce ni los principios más básicos, creyendo estar preparada para emitir juicios válidos sobre cosas de las que no tiene ni la más remota idea. En esta carencia de reconocer las propias limitaciones, la persona arrogante construye su ilusión de ser más importante que las demás personas. Habitualmente quien es arrogante incurre en la crítica destructiva que sólo puede conducir al territorio de las hostilidades.
Mientras que la persona soberbia pierde su tiempo criticando o intentando impresionar a otros/as, la persona humilde sigue rectilíneo su camino de crecimiento personal, sin temer recurrir a la ayuda o a la orientación de aquellos/as que están más avanzados o desarrollados interiormente.

No te avergüences de ser humilde. La humildad es el conocimiento perfecto de lo que somos y podemos, sin ilusionarnos con cualidades que no tenemos. Humildad no es postura del cuerpo ni tono de voz: es una actitud del espíritu, que sabe lo que es y lo que puede, y que no requiere que los/as demás la vean: vale por sí misma. ¡Por lo tanto, sé humilde!

Los beneficios de esta cualidad:

  1. Al estar consiente de todas las cosas buenas que poseemos, ya no existe la necesidad de sufrir por la envidia hacia otras personas. Quien aprende realmente a ser humilde, logra vivir una vida más feliz.
  2. Al estar en armonía con uno/a mismo/a, puedes mostrar honor y aprecio hacia otras personas. Valorarte a tí mismo/a trae aparejado valorar a las demás personas.
  3. La falta de humildad causa enojo y engendra peleas; la humildad crea serenidad y tranquilidad.
  4. Con humildad se desarrolla la capacidad de admitir las equivocaciones, ya que se elimina el miedo a sentir que uno no vale nada. Al conocerse a sí mismo/a, la crítica se transforma en una posibilidad de crecimiento.
  5. Con humildad, es más fácil perdonar rápidamente.
  6. Humildad es apreciar lo que tenemos, es tener conciencia de que todo es un regalo.

También he querido dejarles algunas frases que nos ayudan a comprender más a nuestra protagonista de hoy: LA HUMILDAD

  • Anhelo realizar obras grandes y nobles, pero mi principal tarea y mi jubilo es realizar obras humildes como si fueran grandes y nobles. Helen Keller
  • Causa mucho mejor efecto que los demás descubran tus cualidades sin tu ayuda. Judith Martín
  • Como decían los griegos: muchos saben cómo adular; pocos cómo alabar. Windell Phillips
  • Cuando percibas los aplausos del triunfo, que suenen también en tus oídos las risas que provocaste con tus fracasos. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Después de las derrotas y las cruces, los hombres se vuelven más sabios y más humildes. Benjamín Franklin
  • El que con perspicacia reconoce la limitación de sus facultades, está muy cerca de llegar a la perfección. Johann Wolfgang von Goethe
  • La humildad, necesaria para amar. Cuanto más vacíos estamos de la hinchazón de la soberbia más llenos estamos de amor. San Agustín de Hipona
  • La verdadera humildad consiste en estar satisfecho. Agatha Christie
  • Sé humilde si quieres obtener la sabiduría. Sé más humilde aún cuando la hayas adquirido. Blavatsky
  • El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento es la humildad. William Shakespeare

Donde hay soberbia, allí habrá ignorancia; mas donde hay humildad, habrá sabiduría. Salomón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies